lunes, 8 de marzo de 2010

DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA

Este año, el Día internacional de la Mujer Trabajadora se celebra en un contexto de crisis económica global, que está machacando las expectativas vitales de las personas del mundo obrero hasta extremos insoportables.
De acuerdo con los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa), las mujeres siguen siendo mayoría en la economía sumergida, en el trabajo precario y también en el trabajo a tiempo parcial, donde representan más del 76 % de dicha mano de obra.
Queremos poner de manifiesto especialmente la situación de las mujeres trabajadoras pobres, muchas de ellas inmigrantes: empleadas de hogar, trabajadoras en empresas de servicios, en la economía sumergida...También la situación de las mujeres que siguen realizando mayoritariamente las tareas y funciones domésticas.
Las situaciones anteriores no son fruto de la casualidad. Son las fórmulas por las cuales el capitalismo persigue sustentarse, convirtiendo a las personas y sus familias en productores y consumidores al servicio de la rentabilidad económica, provocando empobrecimiento y deshumanización.
Es necesario, por tanto, que en los acuerdos entre empresarios, gobierno y sindicatos se pongan sobre la mesa los derechos laborales de tantas mujeres; derechos que les permitan ser madres, así como desarrollar su vocación o desarrollo profesional. Con ello seguimos las palabras del Papa Benedicto XVI que, en la Encíclica “Caritas in Veritate”, en su número 63, nos invita a trabajar por un trabajo decente, es decir, “un trabajo que, en cualquier sociedad, sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer”.
Como Iglesia comprometida con el mundo obrero, las militantes y los militantes de la Juventud Obrera Cristiana (JOC) y de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) no podemos quedarnos impasibles ante estas situaciones. Este día es una invitación al compromiso y a la denuncia profética, a la reflexión y a la acción, siendo conscientes y teniendo presentes los rostros de esta crisis, y especialmente los rostros de las mujeres con las que convivimos en los centros de estudio y de trabajo, en los barrios, en el medio rural…Hacemos un llamamiento a nuestra militancia para sumarnos a las reivindicaciones que se hagan en nuestro entorno y apostamos por el compromiso de vivir nuevas experiencias que visualicen que los seres humanos estamos capacitados para organizar la vida social desde la igualdad y desde el respeto a la diversidad de cada hombre o mujer.
Juventud Obrera Cristiana (JOC)
Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC)

Mujer, estela de futuro apenas iniciada. Tierra, semilla, surco abierto que alberga la esperanza. Mujer, memoria transitoria, legado sin polillas, expresión viva de todo lo que existe. Si te atrevieras a empezar un tiempo nuevo si perdieras el miedo por los siglos amasado… Si dejaras que tu voz se levantara por encima de los muros y fronteras si te atrevieras, mujer, a ser aliento y agua tal vez acabarías con tantas soledades. ¡Ah! si quisieras abrir puertas cerradas… si no te cansaras de poner macetas con geranios en alguna ventana, tus sueños volverían a ser sueños, hechos de fuego, hechos de luz, hechos de alas. (Dulce García Borges)
Para ti. Mujer abnegada, mujer trabajadora.
Para ti mujer, va hoy esta flor y mi canción.
Para ti, dulce, tenaz y sacrificada luchadora,
para ti, todo mi respeto y admiración …
Quiero cantarte a ti silenciosa luchadora,
que te levantas la primera, al atisbar los rayos del sol.
Mujer de mil nombres, de mil caras, de mil horas,
compañera en la lucha y con tiempo aún para el amor.
A ti que día tras día vas al hospital, a la oficina,
al campo, a la fábrica, a la calle, al mundo a remar.
A ti que, aunque llegas a casa extenuada, rendida
todavía guardas una sonrisa y reservas para amar… J. Pavanetti)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hermandad Obrera de Accion Catolica de huelva

Mi foto
HUELVA, ANDALUCIA